La Crolumna/Javier Macías García

Tengan pa’ que se entretengan

Acuerdo presidencial sobre la GN

En la conferencia mañanera de este lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador soltó un “tengan pa’ que se entretengan”; informó que, por acuerdo de la Presidencia de la República, la Guardia Nacional pasará a formar parte de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Sin conocer a fondo la declaración, sólo los encabezados y resúmenes, que los medios de comunicación difundieron en sus redes sociales, de inmediato representantes de los partidos de oposición, rechazaron la medida y argumentaron que es inconstitucional y, para otros, anticonstitucional. Y, en efecto, se entretuvieron, con una estrategia de comunicación reactiva y con ocurrencias, como suele suceder cuando el mandatario les suelta ese tipo de toritos.

“Ya la cuestión operativa está a cargo de la Secretaría de la Defensa, pero voy a emitir un acuerdo para que ya, por completo, la Guardia Nacional dependa de la Secretaría de la Defensa y esperamos nada más el resultado de la reforma. Pero ya quiero que sea la Secretaría de la Defensa la que se haga cargo”, dijo el presidente.

López Obrador se adelantó, incluso, a las posibles reacciones de la oposición. “Si no violo la Constitución —que no lo voy a hacer nunca—, no hay ningún problema, pero tengo que utilizar los márgenes legales que tenemos para avanzar. (…) Tengo que entregar buenas cuentas al pueblo y tengo un bloque opositor que no ayuda en nada, (…) todo lo que beneficia al pueblo, lo rechazan”, apuntó.

Y, en efecto, los opositores rechazaron el acuerdo presidencial. También argumentaron que era violatorio de la Constitución y dijeron que si enviaba la reforma no iba a pasar y advirtieron que presentarán una controversia Constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Pero López Obrador, ya analizó la situación, porque advirtió: “Lo voy a analizar en la esfera de mis atribuciones. Puedo modificar, si es necesario, el reglamento interno en el gobierno, puede ser por decreto, puede ser una reforma a la Ley de la Administración Pública, independientemente de lo que resulte sobre la reforma constitucional, pero sí hacen falta estos cambios”.

En ese contexto, el mandatario también anunció la reestructuración de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) e informó que el desfile cívico-militar del próximo 16 de Septiembre estará orientado a la seguridad pública y a los integrantes de la Guardia Nacional como sus actores principales. Pero estos temas no llamaron la atención de los opositores.

Uno de los primeros en reaccionar fue el senador Emilio Álvarez Icaza, quien en sus redes, publicó: «Ni así, presidente. Ni violando la ley, puede pasar la @GN_MEXICO_ a la @SEDENAmx. La #GN fue creada por una Reforma Constitucional».

«Y ello no lo puede violentar un acuerdo administrativo suyo. Como titular del Ejecutivo NO está por encima de la Constitución. @gpplural».

Esta vez, el vocero presidencial Jesús Ramírez no reforzó lo dicho por su jefe. No hubo línea para los gobernadores morenistas ni para la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum. En otros momentos, les envía un texto, que comparten íntegro, en sus redes sociales.

Es más, Mario Delgado, líder de Morena, compartió, en sus redes, la conferencia mañanera. La única referencia directa de la conferencia, fue cuando López Obrador se refirió a la toma de protesta del presidente de Colombia, Gustavo Petro.

Este tipo de estrategias de comunicación política del mandatario tienen un propósito. Algo se trae entre manos.

Este lunes trascendió que María Elena Álvarez-Buylla Roces, actual titular de Conacyt, podría llegar como secretaría de Educación Pública, en sustitución del Delfina Gómez, y que esto podría ocurrir este martes, designación que podría provocar mucha polémica y rechazo de políticos y en el sector educativo.

El socialdemócrata Ricardo Monreal

Ricardo Monreal, quien aspira a la candidatura de Morena a la Presidencia de la República, continúa con su gira por el país, con el propósito de presentar su Proyecto de Nación, que toma sus bases de la Social Democracia, “bajo un principio fundamental: lo que guiará el rumbo del gobierno será la gente. De ahí partirán todas las políticas públicas. Lo primordial son ellos”, como se establece en la introducción del documento, que pone a debate para su enriquecimiento.

¿Cuánto puede beneficiar o perjudicar a Ricardo Monreal ponerse la etiqueta de socialdemócrata? En México, poco a poco se han dejado de lado las ideologías políticas. La alianza Va por México, por ejemplo, es una mezcolanza de ideologías y de corrientes, incluso, dentro de los mismos partidos PAN, PRI y PRD.

En la contienda por la candidatura de Morena, Claudia Sheinbaum no sólo le ha arrebatado la cromática y la identidad gráfica de presidencia de la República, sino también los programas de gobierno, con el propósito de que los ciudadanos la identifiquen como cercana a López Obrador.  

Pero, el senador Monreal sigue con lo suyo. El 23 de julio estuvo en Chiapas, donde dio a conocer su propuesta de política social. El pasado fin de semana, en Anenecuilco, Morelos, en el marco del natalicio de Emiliano Zapata, presentó el capítulo “Estado de Derecho Social y Democrático”.

Los tres ejes, que propone, para alcanzarlo son respeto absoluto a la ley, modernizar e implementar quizá nuevos instrumentos electorales acordes a la realidad de México. Además, Monreal subraya la importancia de las organizaciones sociales como interlocutoras de los ciudadanos con el gobierno, el respeto e impulso de ellas, así como incentivar diálogo y la seguridad de quienes luchan por los derechos de los ciudadanos.

¡Vaya reto que tiene el legislador!

José Narro Céspedes de victimario a víctima

Otro que aspira a la presidencia, pero a la de la mesa directiva del Senado de la República, es José Narro Céspedes. En su afán de conseguir su objetivo, ha emprendido una estrategia mediática, en la que se ha encargado de denunciar una serie de irregularidades en la Cámara Alta, pero sin presentar pruebas. Y, en una de las variantes de su estrategia, se declara ser la víctima.

Narro Céspedes dice tener el apoyo de 36 legisladores. El número es insuficiente para la presidencia de la mesa directiva. En lugar de cabildear con sus pares, para conseguir los votos necesarios, organiza una conferencia de medios en un hotel de lujo. Ello se contrapone con una de sus arengas de campaña: la austeridad franciscana. Cuando se le preguntó por qué a hacía allí y no en el Senado, respondió: “para que ustedes (los representantes de los medios) se sientan más cómodos”.

El legislador ha denunciado despilfarros y supuestos malos manejos de recursos en el Senado. Ricardo Monreal lo invitó a que presente pruebas. En la conferencia de medios, uno de los reporteros le dijo que si tenía pruebas, Narro respondió que sí; “¿por qué no las presenta?”, insistieron varios periodistas; rechazó hacerlo.

En otros momentos, se hace la víctima: que si Monreal no lo recibe; que no hay piso parejo; que hay una campaña de medios en su contra, organizada por no sé quién, a partir de la desaparición de dos marinos, que al parecer pusieron a su disposición para su protección, pero que él dice que nunca solicitó.

No es la primera vez que, cuando se siente debajo de las preferencias, recurre a la denuncia. Lo hizo hace un par de años, contra otro de los Monreal, David, quien le ganó la carrera por la gubernatura de Zacatecas. En aquella ocasión denunció una serie de irregularidades de David, cuando era funcionario de Ganadería. Pero, en la citada conferencia de medios, dijo que no fue él, sino los ganaderos. Pero es el dirigente de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA).

Monreal ya anunció que la decisión de quién asumirá la presidencia de la Mesa Directiva será entre el 30 y 31 de agosto. Así que Narro tendrá más tiempo, para litigar en medios de comunicación.