Solicita PRD a Secretaría de Hacienda subsidiar el precio de tortilla a 10 pesos el kilo, en todo el país

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) solicitó, de manera formal, a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) que el precio del kilogramo de tortilla se fije a 10 pesos en todo el territorio nacional en beneficio de la canasta básica de las familias que más lo necesitan.

A las afueras de la sede de la SHCP, a donde acudieron el Presidente Jesús Zambrano Grijalva, la secretaria General, Adriana Díaz, el coordinador de la bancada en la Cámara de Diputados, Luis Cházaro; el diputado Marcelino Castañeda; la vicecoordinadora, Elizabeth Pérez y las secretarias nacionales, Estephany Santiago y Claudia Castello, el dirigente perredista consideró factible este subsidio siempre y cuando exista la sensibilidad social del gobierno.

“Que la pobreza franciscana la establezcan en estas obras faraónicas que no van a servir para nada y que se están gastando los centenares de miles de millones de pesos, y si le quitan un poquito a eso pueden sufragar los 75 mil millones de pesos anuales que significa que el precio de la tortilla sea parejo en todo el país”, expresó.

Añadió que este subsidio no sería un programa clientelar, “se trata de que en las 80 mil tortillerías que existen en el país cualquiera pueda comprar a ese precio, que se aplique directamente el recurso ahí y no afecte la cadena de producción”.

En ese sentido, dijo que se debería de dar entrada a esta petición, “ya que el último dato que acaba de publicarse revela que, a alrededor de 39 millones de personas, que son el 68 por ciento de la población económicamente activa, tienen ingresos de entre 1 y 2 salarios mínimos, lo que significa que no van a poder acceder a la canasta básica”, expresó el dirigente perredista.

En ese sentido, Zambrano Grijalva informó que se desplegará una campaña nacional por parte del PRD de la mano con los propios productores de tortilla en el país para exigir que se establezca esta política de subsidio para ayudar a las familias mexicanas y al mismo tiempo que permita que alrededor de 80 mil tortillerías del país se mantengan al ritmo de la producción actual o al nivel que lo necesiten y que junto con ello todos los insumos de comercialización del maíz, molineros, etcétera, estén en óptimas condiciones.

Expuso que si el Gobierno Federal tuviera voluntad lo podría empezar a hacer desde este momento, antes de que siga la ola inflacionaria afectando a millones de familias, si no por lo menos que lo incorporen al presupuesto de ingresos de 2023.

“Finalmente ellos lo pueden hacer si quisieran, apenas hace unos días destinaron más de 20 mil millones de pesos para subsanar una dizque omisión que tuvieron con el pago de impuestos del IVA en Dos  Bocas, en lugar de alimentar Dos Bocas mejor que alimenten millones de bocas”, sostuvo.

Asimismo, criticó la poca disponibilidad de las autoridades de la secretaría de Hacienda y Crédito Público ya que “no tuvieron la atención de recibir a la comitiva perredista, originalmente nos recibiría el subsecretario, Juan Pablo de Botton, pero al final de cuentas solo permitieron ingresar a una persona a Oficialía de Partes”.

Por su parte, el coordinador de la bancada del PRD en la Cámara de Diputados, Luis Cházaro, refirió que en la próxima  discusión del presupuesto 2023 el Grupo Parlamentario planteará esta propuesta.

“Exigimos al Gobierno Federal, a la Secretaría de Egresos y a la Secretaría de Hacienda que, en el Paquete Presupuestal 2023, incluya una partida para que, a los deciles más bajos (esto es, a cerca de 38 millones de mexicanos) se les subsidie la tortilla y cueste 10 pesos. Un programa como este, cuesta unos 70 mil millones de pesos si se subsidiara un kilo de tortilla diario a cada familia mexicana”, expresó.

Reiteró que “parece mucho dinero pero es la quinta parte de lo que cuenta el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, es la cuarta parte de lo que cuesta Dos Bocas, es mucho menos de la mitad de lo que cuesta el Tren Maya, pero peor aún es cerca de la mitad de las pérdidas anuales de la CFE. Esto es posible y hacemos esta exigencia”, concluyó.