Reportan Inegi y SHCP que la economía del país creció 1% en el segundo trimestre de 2022

Este viernes, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que, en el segundo trimestre de 2022, la economía de México creció 1%, con lo cual acumuló dos trimestres con el mismo porcentaje de crecimiento. Con ello, según las cifras preliminares, el PIB avanzó en casi 2 por ciento a tasa anual.

Más tarde, la Secretaría de Hacienda confirmó que la economía del país continúa fortaleciéndose. “En la primera mitad del año, el crecimiento del PIB fue de 2% anual, y en variaciones trimestrales ha registrado tres períodos consecutivos de expansión.

“Esto permitirá al Gobierno de México finalizar el año con agregados fiscales en equilibrio y continuar con los apoyos a las familias mexicanas a través de los programas sociales y el subsidio a la gasolina. Además, se seguirá invirtiendo en proyectos de infraestructura que detonen el crecimiento en todas las regiones del país.”, sostuvo la dependencia, a través de un comunicado.  

Precisó que al cierre de junio, los ingresos totales del sector público aumentaron 4.9% real respecto al primer semestre de 2021, ya considerando los estímulos del IEPS de gasolinas que han permitido contener las presiones inflacionarias.

La SHCP indicó que la deuda pública continúa con una trayectoria estable y sostenible como resultado de una política fiscal prudente y de la implementación de diversas operaciones de manejo de pasivos.

“Esto ha sido reconocido por siete de las ocho agencias globales que califican la deuda soberana, de las cuales seis han ratificado la calificación de México. Todas las revisiones de la calificación al primer semestre mantienen una perspectiva estable, lo que indica que es probable que durante este y el próximo año no haya cambios en la calificación crediticia”, señaló.

Aclaró que, a lo largo del segundo trimestre, la economía global enfrentó retos importantes caracterizados por los efectos de las tensiones geopolíticas, la prolongación de las disrupciones en las cadenas de valor, la volatilidad en los mercados financieros y los elevados precios de las materias primas y alimentos, que después de alcanzar máximos históricos comenzaron a descender a finales de junio.

Por último, sostuvo que en este contexto, el FMI redujo su expectativa de crecimiento global al pasar de 3.6 a 3.2% anual para 2022. “No obstante, la perspectiva de crecimiento de México para este año mejoró a 2.4% anual desde 2%. Asimismo, de acuerdo con el FMI, la inflación a nivel mundial cerrará el año en 8.3% anual, su tasa más alta desde 1995 cuando se situó en 12.6%. Frente a esto, los bancos centrales de economías avanzadas y emergentes han adoptado una postura monetaria cada vez más restrictiva, a fin de mantener las expectativas de inflación ancladas”.