Evalúa López Obrador, con su gabinete, avances del gobierno de la 4T; este equipo es excepcional, dice

El presidente Andrés Manuel López Obrador se reunió con integrantes del Gabinete Legal y Ampliado, responsables de Programas para el Bienestar y de obras estratégicas en el Salón de la Tesorería de Palacio Nacional.

En una publicación en sus redes sociales informó que en el encuentro se evaluó el avance de las acciones en beneficio del pueblo y los desafíos a los que se enfrenta el Gobierno de la Cuarta Transformación.

“Reafirmamos el compromiso de seguir trabajando con intensidad, profesionalismo, honestidad y en beneficio de nuestro único amo: el pueblo de México. Este equipo es excepcional: todas y todos tienen convicciones y son auténticos servidores públicos”, expresó el mandatario.

Con antelación, en la conferencia mañanera, el presidente López Obrador dijo que “la austeridad no es un asunto administrativo, es un asunto de principios. Entonces yo pienso que todavía podemos avanzar más sin despedir trabajadores”.

La administración, dijo, evalúa medidas de austeridad, como la reducción de viáticos, gastos de operación y del costo del gobierno.

“Queremos que el gobierno sea eficiente, honesto y que facilite las acciones en beneficio del pueblo. (…) Lo más importante es el pueblo, es gobierno del pueblo, para el pueblo, con el pueblo”, subrayó.

El mandatario señaló que el ahorro también ayudará a continuar obras estratégicas de infraestructura y proyectos de desarrollo.

“Estamos haciendo ahorros para que no haya despilfarros, derroche. Que sigamos con el propósito de que no puede haber gobierno rico con pueblo pobre”, enfatizó.

Recordó que, en sexenios anteriores, los ingresos del país se obtenían en parte por el aumento de impuestos y se recurría al endeudamiento; los recursos servían para mantener altos costos del gobierno, salarios onerosos y prestaciones de lujo para la burocracia. Desde el primer día, el Gobierno de la Cuarta Transformación trabajó en revertir este modo de usar el gobierno en beneficio de pocos.

El presidente sostuvo que “de todas formas, aunque ya no hay excesos, hay que estar pendientes y no relajar la disciplina porque fueron muchos años de predominio de ese régimen de corrupción, de privilegios”.

El último año del sexenio anterior, la Presidencia de la República ejerció 3 mil 600 millones de pesos, mientras que en 2021 el gasto se redujo a 600 millones de pesos.

“No ha pasado nada. O sea, no se ha debilitado el gobierno; hemos seguido trabajando sin problema, entonces en todos lados hay forma de hacer esfuerzos para hacer ajustes y, sobre todo, no permitir la corrupción”, aseveró.