Anuncia López Obrador que habrá nuevas medidas de austeridad; este jueves las define con su gabinete

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el inicio de la pobreza franciscana en su gobierno. Este jueves, dijo, tendrá una reunión con todo su gabinete, para adoptar medidas de austeridad adicionales.

El mandatario adelantó que pedirá a los funcionarios que avancen aún más en el plan de austeridad, y entre las nuevas medidas destacó reducciones considerables en viáticos y viajes al extranjero para servidores públicos, por lo que se procurará que la comunicación sea de manera telefónica o mediante videoconferencias, ya que el asunto debe tratarse como austeridad republicana de Estado.

“Quiero informar al pueblo que desde que estamos en el gobierno no hemos comprado un vehículo nuevo para funcionarios públicos, uno solo. La camioneta más nueva que tengo es del 2018, que la compraron antes de que yo llegara, y ya tiene 280 mil km. Pero tenemos ya camionetas —de las que usamos— de 400 mil km y de 10 años de uso. Les estamos dando mantenimiento y funcionan bien, no me han dejado tirado en las giras.”

Informó que tan sólo en el combate al robo de combustible o huachicol, esta administración ha recuperado 215 mil 950 millones de pesos, a lo que se suma el pago de impuestos a grandes contribuyentes, que en el periodo 2007-2018 alcanzó 366 mil 174 millones de pesos por concepto de condonación, antes de la reforma al artículo 28 constitucional.

“Luego, ¿cuánto nos hemos ahorrado en medios de información? Pues yo creo que como 100 mil millones también. Pero ahí no sólo es lo que se ahorra por no pagar publicidad, sino lo que se ahorra porque no se tienen que entregar contratos.”

Explicó que el objetivo es continuar la generación de ahorros y permanecer sin deuda, sin aumentar impuestos ni el precio de la gasolina.

“La fórmula es sencilla, es cero corrupción y austeridad para liberar fondos al desarrollo, entregar recursos a la gente más necesitada.”

Ante la permanencia de altos salarios en la administración pública, señaló que es necesario tomar decisiones por el franco incumplimiento a la legislación:

“Vamos a buscar la forma de presentar una iniciativa de reforma a la ley de austeridad y, si procede, una nueva reforma a la Constitución, para dejarlo más claro y que no se preste a las interpretaciones que hicieron en el Poder Judicial de manera leguleya los altos servidores públicos, que fueron los que promovieron amparos, creo que un ministro o dos fueron lo que iniciaron con esto.

“En su momento lo vamos a plantear, para que no quedemos nosotros como encubridores. Si en el Poder Legislativo no se aprueba, ya es otra cosa.”

Añadió que esta reforma será propuesta antes de que termine la administración, ya que existen tres iniciativas pendientes: reforma electoral, iniciativa para que la Guardia Nacional pase a formar parte de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), así como el cambio del horario de verano.