Continúan obras del Tren Maya conforme a la ley, afirma López Obrador

Al reiterar que no existen problemas legales tras la decisión de continuar las obras del Tren Maya, el presidente Andrés Manuel López Obrador destacó que se trata de uno de los proyectos más importantes de este gobierno, avalado por la mayoría tras el proceso de consulta, y que ha cumplido todos los procedimientos.

El primer mandatario recordó que existe un grupo político opositor que ha tratado de frenar la transformación del país porque quiere que continúe la corrupción y la impunidad, y que incluso promovió una batería de amparos en contra del Aeropuerto Internacional “Felipe Ángeles” (AIFA).

“Imagínense, si tenemos que cerrar una parte del aeropuerto [de la Ciudad de México], y en efecto dejar sólo una pista, y no tuviésemos terminado el AIFA, ¿en qué situación estaríamos?, sólo por estos reaccionarios corruptos.”

Informó que los jueces a cargo de resolver amparos en contra del Tren Maya han recibido información del gobierno federal.

“Y desde entonces, los jueces no resuelven y paran la obra ya tres meses, cuando toda la gente está de acuerdo y los dueños de los terrenos por donde va a pasar el tren están dando, todos, su anuencia: los campesinos, los propietarios, todos. Y llegan de la Ciudad de México y de otras partes del país seudoambientalistas financiados por el gobierno de Estados Unidos y nos promueven estos amparos.”

El presidente explicó que, en consecuencia, el gobierno federal optó por declarar las obras del Tren Maya con carácter de seguridad nacional, un procedimiento contemplado en la ley.

Esto, a causa de la intervención de un gobierno extranjero; las pérdidas a la hacienda pública; por tratarse de una obra prioritaria; y porque se están aplicando prácticas dilatorias, ya que este caso no ha recibido justicia expedita.

Recordó que durante el sexenio pasado estuvo a punto de lanzarse una ronda para entregar territorios y explotar el petróleo de México en todo Yucatán y el Caribe.

“Casi nadie se acuerda, porque los medios guardaban silencio. Es que así era, había un control absoluto. ¿Hay denuncias de ambientalistas? Tampoco.”

Ante la decisión de declarar los trabajos del Tren Maya con carácter de seguridad nacional, el presidente descartó que exista desacato por parte del gobierno federal y precisó que no tiene por qué haber sanciones en contra de servidores públicos.

“Que presenten denuncias y que resuelva el Poder Judicial. Ahora ya es un asunto de seguridad nacional y como tal se está trabajando.

“Es un tramo, que también eso es totalmente atípico. ¿Cómo es que son mil 500 kilómetros de tren, y donde está el conflicto es en 50 kilómetros?”

Confirmó que Grupo México ya no se haría cargo de la construcción del tramo 5, aunque todavía no se define el monto de la posible indemnización.

Tras puntualizar que el sureste mexicano es la región con menos delitos en el país, destacó:

“Donde tenemos más problemas es en Quintana Roo porque —hay que contextualizar— llegan 18 millones de turistas, son 600 vuelos que llegan y salen del aeropuerto de Cancún, entonces estamos hablando de un centro turístico muy importante.”