Comentando… La Ciudad/Luis Repper Jaramillo*

Fuhrer de la T4a

Primera mentira de Andrés “protesto guardar y hacer guardar la Constitución…”

¡¡Protesto guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de Presidente de la República que el pueblo me ha conferido, mirando en todo por el bien y prosperidad de la Unión; y si así no lo hiciere que la Nación me lo demande!!

Primera gran mentira de las más de 70 mil que ha dicho Andrés Manuel López Obrador, incluso antes de tomar el cargo que legítima y lealmente apoyaron más de 30 millones de chairos (de los 85 millones que en 2018 registraba el Padrón Electoral). A lo largo de 3 años 8 meses ha engañado a la Nación, a los mexicanos, al mundo, al concierto internacional, incluso a sus larvas, gusanos y seguidores que pese a padecer la desgracia de tenerlo apoltronado en la Silla del Águila, siguen creyendo en el trápala de Macuspana.

El tipejo cree que los mexicanos de bien, honestos, dignos, tenemos flaca memoria… no es así. Desde hace 2 sexenios el inculto López nos adelantó al diablo sus institucionesUna vez en el cargo ratifica su amenaza y está empeñado en desaparecer más como el INE, TEPJF, para imponer y adaptar a sus perversas intensiones instancias ad hoc para establecer su sueño de toda la vida (aun siendo priista) la dictadura en el México democrático, republicano, libre.

En su Protesta del 1 de diciembre de 2018, ante la Nación, los mexicanos y el mundo se comprometió (palabra de caballero) a cumplir y hacer respetar la Carta Magna y sus leyes, texto que nos da ciudadanía, nacionalidad, derechos y obligaciones.

Más aún, el Ejecutivo federal es el primer mexicano que debe acatar la Norma de Normas, ser ejemplo de probidad, respeto, honorabilidad, honestidad, dignidad… pero en López Obrador no es el caso, pues ha ignorado a lo largo de su fallido sexenio estas cualidades que todo líder probo debe cumplir para dirigir los destinos y calidad de vida de 130 millones de mexicanos.

Con esta vil actitud demuestra que sólo “gobierna” para sus chairos, amlovers, pejezombies, aduladores, adoradores, larvas, vermes, que le aplauden, festinan, alaban, defienden, acatan sus idioteces, sin analizar las negativas consecuencias de sus actos y decires.

También dijo ese 1 de diciembre que cumpliría y haría cumplir las leyes que emanen de la Carta Magna, otra atroz mentira. Desde el mismo instante de asumir la Presidencia Constitucional, violó leyes de los servidores públicos al servicio del Estado (ISSSTE). Motu proprio destrozó la Ley General del Instituto, desapareció más de 1 millón de plazas laborales, mandó a la calle a burócratas (que según él eran corruptos; jamás lo comprobó y nunca exhibió pruebas de su acusación).

No sólo dañó a empleados, sino indignantemente, quitó a los hijos menores y recién nacidos de éstos las guarderías infantiles, bajo el pueril argumento de que esas instancias eran focos de corrupción… jamás lo comprobó. Su vil mentira afectó a más de 400 mil pequeños y a sus padres.

Otra Ley ignorada por Andrés Manuel López Obrador, en funciones de Ejecutivo federal, fue la de Salud (coludido con los diputados de Morena, Jorge Alcocer, Hugo López Gatell, la Secretaría de la Función Pública, etc.) que arroja, hasta la fecha, más de 3 mil 500 niños fallecidos, al suspender, por orden directa del Peje, suministro de medicinas pediátricas oncológicas, quimioterapias, tratamientos en proceso y atención especializada, bajo el estúpido argumento de “austeridad republicana”.Era demasiado dinero destinado a los niños con cáncer”. Él tenía otras prioridades: Tren Maya, Refinería Dos Bocas, Central Avionera Felipe Ángeles. Hasta la fecha no modifica su actitud, sigue el desabasto de medicinas oncológicas. Pequeñines mueren por falta de atención.

Así interpreta Andrés Manuel su compromiso de cumplir y hacer cumplir las leyes que emanan de la Constitución. Desde luego, letra muerta para el fuhrer de la Transformación de 4ª, cuyo objetivo es aniquilar no sólo a ciertos sectores de la población, sino a México, como lo han hecho en sus países los dictadores Maduro, Ortega, Bolsonaro, Fernández, Díaz Canel, Castro, Morales, Putin.

Ya lo exhibió en uno de tantos Monólogos de su Soberbia cuando aludiendo a la clase media nacional nos calificó como aspiracionistas, Clasemedieros, traidores, inescrupulosos. Nos culpó de pretender tener más de un par de zapatos (“con uno es suficiente”), ¿para qué comprar otro coche, si con el que se tiene basta”, regañó.

El torpe se atrevió a escupir hablo de aspiracionismo, como sea, sin escrúpulos morales de ninguna índole. El neoliberalismo o el neoporfirismo trajo aparejada una concepción muy individualista, muy egoísta, muy enfocada u orientada a progresar en lo material ¡Zas!

Si Carlos Salinas a finales de los 80´s había aniquilado a la clase media, dejando sólo ricos/millonarios y pauperizados (miserables, pobres y pobres extremos), en los siguientes 4 sexenios (Zedillo, Fox, Calderón, Peña) esta clase se levantó, trabajó, educó y proyectó, retomando en la escala social su papel. A partir de 2018, con la llegada de Andrés y su T4a, el objetivo era aniquilarla (nuevamente), cómo se lo exigió el Foro de Sao Paulo. Por eso aquello de “aspiracionistas”, “Clasemedieros”, egoístas.

Cumplió la orden del Foro: envió al tercer estrato social a la clase media; es decir, al índice de pobreza (¿cómo? despidiendo a millones de burócratas. Exigió a patrones, cerrar negocios, fábricas, empresas. Desplazó empleados, quitándoles prestaciones legales, obligándolos a la informalidad. Impulsó a jóvenes desempleados, profesionistas, expertos, etc. enrolarse a las filas de la delincuencia organizada como sicarios, halcones, gavilleros. Como lo advirtió, los “aspiracionistas” son egoístas y traidores.

Se preguntarán ¿y los pobres de antes?, bueno, ellos bajaron un nivel, engrosaron la pobreza extrema y la mendicidad, con perversa intención: los jodidos son “carne de cañón” para manifestaciones, mítines, bloqueos, etc. además: votos cautivos de Morena, por dádivas.

Lo anterior me lleva a rescatar otra parte de la Protesta de ley del 1 de diciembre de 2018: “mirando en todo por el bien y prosperidad de la Unión”. ¿Sí, mentiroso? Te lo desgloso, mirar por el bien y prosperidad (de los mexicanos) dijiste, ¿Cuál es tu interpretación del “bien”, Andrés? desempleo de más de 45 millones mexicanos, pobreza y miseria rebasan 75 millones de compatriotas (INEGI).

INSEGURIDAD supera 115 mil homicidios dolosos (asesinatos en sólo 3 años 8 meses del gobierno lopezobradorista), cifras dadas a conocer el 20 de julio 2022, por la Secretaria de Seguridad Pública Federal, Rosa Icela Rodríguez en el Monologo de su Soberbia. Cantidad que por ser oficial debe sumársele 50 a 55% (índice real). Feminicidios, de 2019 a 2022: 13 mil mujeres asesinadas. Lo que no dijo la pseudo periodistas, habilitada como policía: en la administración de la T4a, han desaparecido más de 100 mil personas; el 95% de los delitos denunciados no se resuelven. Cada 24 horas asesina a 100 personas. ¿Entonces, Andrés, para ti, “mirar en todo por el “bien” de los mexicanos”, son tus datos anteriores? ¿cierto?

En la parte de “prosperidad de la Unión”, si para ti prosperidad es desempleo, pobreza, insalubridad, informalidad, secuestros, levantones, “economía de la puerta” (venta de garnachas, comida, chucherías, etc. en el portón de la casa de una familia sin trabajo), en donde tus prioridades son Tren Maya, Dos Bocas, Central Avionera Felipe Ángeles. Tu amasiato con la delincuencia organizada y no la prosperidad de 130 millones de mexicanos. Confirmo y ratifico, que eres el mexicano más mentiroso, vil, perverso, que jamás haya existido… ¡vamos!, ni Porfirio Díaz, Gustavo Díaz Ordaz, Luis Echeverría, Enrique Peña, fueron tan miserables como .

Cierro esta entrega con otra de tus bajezas, perversidades. Mentiste cuando protestaste “guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes que de ella emanen…”

Bueno, apenas la semana pasada reuniste, presionaste e impusiste a FONATUR y al Consejo de Seguridad Nacional, violar la Ley de Amparo, que un juez federal había dispuesto para suspender en definitiva la construcción del tramo 5 del Tren Maya, por las fatalidades que provoca a la ecología, flora, fauna, cenotes, ríos subterráneos, al hábitat de los pueblos originarios, tribus, comunas mayas por donde pretendes cruzar con tu máquina rodante.

El Amparo estaba concedido a los inconformes, pero utilizando corruptamente todo el poder del Estado, obligaste al Consejo de Seguridad Nacional “sacara de la manga” una decisión que viola la Ley de Amparo y declarara al Tren Maya como prioridad y asunto de Seguridad Nacional, para continuar las obras, pese a existir la restricción judicial para ello.

Esto, Andrés, no tiene madre. “Nada por encima de la ley”, lo has dicho. Unos malditos fierros (tu fanfarrona magna obra) no deben alterar el espíritu de la Constitución y sus leyes.

Sólo es un perverso capricho del fuhrer de la T4a. La historia ya te juzga ¡poca cosa!

*Colaborador de los Grupos Editoriales Digitales radioexpresionmexico.com, mexiconuevaera.com, pausa.mx, revistapeninsular.com.mx, aldeadigital.mx

lrepperjaramillo@yahoo.com.mx