Reunión en la Casa Blanca fue favorable para ambos países, afirma López Obrador

“El encuentro que sostuvimos en la Casa Blanca fue muy favorable para las dos naciones”, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador al regreso de la gira de trabajo en Washington, D.C., donde se reunió con su homólogo estadounidense, Joseph Biden.

En conferencia de prensa matutina, el mandatario indicó que la relación bilateral se caracteriza por el entendimiento y los acuerdos en beneficio de los habitantes de ambos países.

Refrendó su confianza en el presidente Biden, a quien reconoció como “una persona buena, de buenos sentimientos. Eso ayuda mucho en cualquier relación”.

El jefe del Ejecutivo planteó regularizar la situación migratoria de personas que viven y trabajan en Estados Unidos desde hace varios años, además de otorgar visas de trabajo temporales. Ambas alternativas contribuirán a aumentar la mano de obra y con ello la producción en América del Norte para reducir las importaciones y de esta manera controlar la inflación.

Ante este fenómeno global sostuvo que es importante impulsar la capacidad productiva en materia energética y alimentaria, áreas en las que acordaron colaborar los presidentes de México y Estados Unidos.

México mantendrá la frontera abierta a las y los habitantes de ciudades estadounidenses colindantes que requieren cargar combustible más económico.

“Reafirmamos el compromiso de que los estadounidenses que quieran cargar gasolina en las estaciones de México, que están en la frontera, lo pueden hacer. No vamos a cerrar la frontera. Pueden pagar menos porque la gasolina en nuestro país está más barata que en Estados Unidos”, afirmó.

A propósito de ese tema, comentó que la planta de Deer Park en Texas, recientemente adquirida por México, tiene capacidad de aumentar la producción y abastecerlos.

“El que podamos ofrecer esta gasolina tiene que ver con una situación que ellos están enfrentando, no solo por el precio que es más alto, sino que están operando sus refinerías al 95 por ciento de su capacidad, a todo lo que da, porque los agarró la crisis energética con poca capacidad productiva de gasolinas, capacidad de refinación”, abundó.

Informó que se logró un acuerdo con empresarios estadounidenses para invertir 40 mil millones de dólares, fundamentalmente en el sector energético, hasta 2024.

“Son ductos, plantas de extracción y van a invertir en plantas de fertilizantes y también en extracción de crudo en sociedad con Pemex, de acuerdo con las concesiones que se otorgaron cuando la reforma energética”, precisó.

También se propuso apoyar en el transporte de gas a la costa oeste de Estados Unidos, es decir, de Texas a California.

El presidente dio a conocer que se adquirirán fertilizantes a precios justos y leche en polvo para las lecherías de Liconsa.

Se refirió al crecimiento de la inflación en el país vecino a 9.1, mientras que en México es de 8.0.

“Es muy notorio que se les está incrementando la inflación en energéticos. Traían del componente oficial 2.6 en energéticos y ahora en el dato de ayer y ahora ya son tres puntos lo que les aumentan y nosotros seguimos en 0.6 en energéticos por la política que estamos aplicando”, abundó.

Acuerdan aumentar visas de trabajo temporales en ese país

El presidente Andrés Manuel López Obrador destacó el acuerdo alcanzado con su homólogo estadounidense, Joseph Biden, en Washington, D.C., para otorgar más visas temporales de trabajo a las personas migrantes que se desempeñen en los sectores del campo, servicios e industria.

“Hablamos de la necesidad de ampliar el número de visas de trabajo temporal para México, Centroamérica. Esto se aceptó, se va a aumentar considerablemente el número de visas de trabajo para ingresar a Estados Unidos, desde luego, el planteamiento de fondo fue impulsar las actividades productivas, unirnos para aumentar la producción en Estados Unidos, en México”, subrayó.

El mandatario enfatizó en la importancia de legalizar a quienes viven y trabajan desde hace tiempo en aquel país.

“Hablamos de que se regularice la situación de nuestros paisanos migrantes; se lo planteé al presidente Biden que había que darles tranquilidad, certidumbre, porque llevan años trabajando de manera honrada”, apuntó.

Reiteró que Estados Unidos carece de fuerza de trabajo para desarrollar su capacidad productiva y cubrir esa necesidad le permitirá hacer frente al contexto internacional adverso.

“Es un momento importante y decisivo para llevar a cabo un plan laboral migratorio como en su tiempo fue el Programa Bracero. Son otros tiempos, otras circunstancias, pero es lo que se necesita, y eso lo propusimos. Se va a analizar; sí hay el compromiso de aumentar el número de visas temporales de trabajo”, afirmó.

El jefe del Ejecutivo reiteró que América tiene potencial económico y puede fortalecerse como continente.

“El planteamiento es que vamos a fortalecer la región; primero América del Norte, vamos a incluir países de Centroamérica y luego toda América, la unión de América. Es un continente con una gran potencialidad en lo económico, en lo tecnológico, en cuanto a fuerza de trabajo joven, creativa y con un mercado amplio que permitiría consumir todo lo que se produzca sin necesidad de depender de otras regiones del mundo”, refirió.

Sostuvo que el fenómeno migratorio también requiere ser atendido desde los países de origen.

“Tratamos el tema migratorio con el enfoque que nosotros hemos sostenido desde hace tiempo de darle trabajo a la gente en sus lugares de origen; para eso, de manera específica, insistimos en que se continúe el apoyo, se amplíe en Programas del Bienestar, que ya se están aplicando en Honduras, El Salvador, Guatemala, con financiamiento nuestro, pero se requiere que se amplíen dos en especial: Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro”, remarcó.

Estas acciones, dijo, promueven un cambio en la política para que se respeten los derechos humanos de las personas migrantes.