Diputada priísta presenta denuncia penal y queja ante CODEHY, por discriminación y violencia política

La diputada federal, Jaqueline Hinojosa Madrigal, acompañada del coordinador del Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados, Rubén Moreira Valdez, interpuso una denuncia penal en el Centro de Justicia para las Mujeres de Mérida, Yucatán, en contra de Alfredo Jalife, por discriminación y violencia política en razón de género.

Posteriormente, los legisladores se trasladaron a la Comisión de Derechos Humanos del estado de Yucatán, para presentar una queja contra la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, por calumnia y violencia política en razón de género perpetrada a las 35 diputadas federales de este instituto político.

La integrante de la bancada tricolor precisó que la acción legal en contra de Jalife, uno de los muchos violentadores que existen, responde a la necesidad de nunca más estar calladas y que se les intimide, “nunca más el silencio de las mujeres y la comodidad del patriarcado”, subrayó.

En relación a la titular del gobierno de Campeche, la representante popular enfatizó que es inadmisible calificar a una mujer con fines de denostar su integridad y utilizarla con fines políticos. Aseguró que levantan la voz por la dignidad de todas las mujeres y no van a permitir que se siga difamando a ninguna en el país.

En su oportunidad, Moreira Valdez aseguró que van a seguir adelante, apoyando a las legisladoras y a todas las mujeres, “porque cuentan con el respaldo absoluto y solidario de manera incondicional del PRI”.

“Las mujeres son objeto siempre de violencia, estos casos que se denuncian deben servir de ejemplo para que no se reproduzcan”.

Recientemente, el líder congresista expuso que son intolerables los comentarios que faltan a la dignidad e integridad de las diputadas federales, producto de un machismo retrógrado y cobarde, por lo que, agregó, es necesario denunciar por el daño moral que se ocasiona.