Opositores piden a AMLO se comporte a la altura, en reunión con Joe Biden

La panista Mariana Gómez del Campo calificó como errónea la implementación de política exterior del presidente Andrés Manuel López Obrador, porque ha comprometido la relación con los países democráticos, para mostrar un absoluto apoyo a dictaduras, como las de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

“Desde Acción Nacional manifestamos la imperante necesidad de que el Gobierno mexicano reconozca la importancia de la relación con nuestro primer socio comercial, la relación entre México y Estados Unidos se encuentra en un momento de altibajos, por lo que es determinante que López Obrador considere que hay temas mucho más importantes como los son el debido cumplimiento del TMEC, el tema energético, el cambio climático, la migración, el tráfico de armas, el intercambio comercial y financiero, la cooperación en materia de seguridad, entre muchos otros asuntos antes que su ideología y obstinación”, señaló Mariana Gómez del Campo, Secretaria de Asuntos Internacionales del CEN del PAN.

En esta ocasión es muy claro que “López Obrador llega a una reunión en donde uno de los temas principales es la creciente crisis migratoria que hay en la frontera y en la región con la desventaja de no haber participado en la IX Cumbre de las Américas en la cual se firmó la Declaración de Los Ángeles sobre Migración y Protección, que tiene el objetivo justamente de frenar la migración irregular en el continente americano” remarcó la también Diputada Federal.

Es lamentable que la relación que sostiene López Obrador con Joe Biden es, por mucho, más deficiente de la que sostuvo con Donald Trump a pesar de todas las amenazas y declaraciones en contra de nuestro país.

A esta reunión bilateral López Obrador llega desgastado, esto también es en gran parte culpa de la Cancillería y es que es aquí en donde se nota la ausencia de una Subsecretaría para América del Norte, además de que en últimas fechas se han incrementado las cartas de Legisladores estadunidenses respecto al cumplimiento del TMEC, el incremento de asesinatos de periodistas en México, el entorno tan peligroso que significa el ejercicio de la libertad de expresión en nuestro país, el debilitamiento de las instituciones democráticas, entre otras denuncias.

Reunión con Biden debe ser de resultados, no de puntadas y simplonadas, señala PRD

Tras advertir que la reunión del presidente Andrés Manuel López Obrador con su homólogo estadounidense Joe Biden, debe ser “de resultados” y no de “puntadas, chascarrillos y simplonadas” poniendo a México en un lugar de respeto; el Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la Cámara de Diputados -a través de su coordinador Luis E. Cházaro y Miguel Torres Rosales- dejó en claro que las y los mexicanos no estamos para distractores ni “cortinas de humo” sino que la problemática del país precisa de “una visita de muchísima seriedad”.

 Los temas que deben ser abordados como prioritarios, dijo Luis E. Cházaro, deben ser: Migración; tráfico de armas y la gran inflación que hoy tienen México y Estados Unidos.

 “El Presidente puede ir y decir a los mexicanos: ‘Los voy a defender’ ¡No es ninguna concesión graciosa, es su obligación! Pero no solo a los migrantes que están en los Estados Unidos, sino también a quienes aquí padecemos una inseguridad histórica como nunca la había habido… el Presidente López Obrador tiene que dar resultados no solo al sector económico sino a todos los mexicanos”, precisó.

 “Ojalá que el Presidente López Obrador no desperdicie la oportunidad de esta visita porque hace muy pocas al extranjero. La mañanera no le permite salir a traer inversión, está dando discursos todos los días en México en vez de ir al mundo a decir: ¡Vengan a invertir!”, censuró.

 “Muchísimas de las armas que se usan por parte del narcotráfico en nuestro país, ingresan desde los Estados Unidos se ha estado diciendo desde sexenios anteriores; el tema del “Plan Mérida” -que ya desapareció- de apoyos desde Estados Unidos para combatir el narcotráfico, es otro de los grandes ejes no acabados” en la relación bilateral, consignó.

 “El hecho de que las remesas se están incrementando y sean el sostén de nuestra economía, también nos habla de que la política económica mexicana no es la adecuada y, en este sentido, en lugar de buscar soluciones a fondo, el presidente se ha dedicado a crear cortinas de humo para que la gente no hable de los problemas en el país y, sobre todo, las relaciones con Estados Unidos”, añadió en su caso el diputado zacatecano Miguel Torres.

 “Vemos cómo el Gobierno de México, está buscando ahora un programa de empleo temporal con los Estados Unidos, cuando la raíz del problema la tenemos aquí: La desconfianza de los inversores extranjeros provoca la pérdida de empleos y la gente busca una alternativa, una opción en Estados Unidos. ¡Ahora resulta que se está buscando solucionarles la manera de ingresar a Estados Unidos en lugar de construir oportunidades aquí en nuestro país!”, reprochó.

 Al respecto, Cházaro llamó la atención precisamente sobre un eventual aumento de “remesas” en estados mexicanos no expulsores de migrantes. Indicó que este tema debe ser atendido por la Secretaría de Gobernación dado que estamos hablando de entidades que actualmente gobierna Morena: “habría que revisar si no se está comenzando en un esquema de ‘lavado de dinero’ vía estas “remesas” que el Presidente tanto aplaude”, alertó.

 “El Presidente presume las remesas; ¡pero no son más que el producto de mexicanos que no tienen empleo en su país y migran! ¡No es una cuestión de voluntad! ¡No es una coyuntura de decidir dónde quiere uno trabajar, sino que, al no haber empleo en México, se marchan poniendo en riesgo sus vidas!”.

 “Si hubiera visas de trabajo, un acuerdo laboral, si los Estados Unidos dieran la bienvenida a los mexicanos, podríamos entender que las remesas se aplaudan; pero cuando cruzan ilegalmente poniendo en riesgo sus vidas…lo del tráiler no se ha puesto en su justa dimensión: ¡es gente asfixiada, dejada a la deriva por ‘coyotes’ que no están siendo perseguidos! ¡A ellos sí podría combatirlos la Guardia Nacional, a quienes cobran 250 mil pesos en promedio por cruzar a personas desesperadas que, cuando llegan a los Estados Unidos, son dejadas a la deriva!”, refutó el coordinador perredista.