Visita López Obrador Memorial a Franklin Delano Roosevelt y el Monumento a Martin Luther King Jr.

El presidente Andrés Manuel López visitó el Memorial a Franklin Delano Roosevelt y el Monumento Conmemorativo Nacional de Martin Luther King Jr., durante su gira de trabajo en Estados Unidos.

“Sí se puede llevar a cabo una transformación para vivir mejor, para que haya justicia, para que no haya discriminación ni racismo. Sí se puede, de manera pacífica, una sociedad mejor para todos, ese es el sueño que tenemos. Como él (Martin Luther King Jr.) lo dijo en su momento ‘Tengo un sueño’, nosotros tenemos que seguir manteniendo ese sueño, esa utopía, por nosotros y por los que vienen detrás de nosotros, nuestros hijos, nuestros nietos”, expresó ante el monumento del activista por los derechos civiles.

Acompañado de decenas de connacionales que se reunieron en dicho lugar, el mandatario resaltó su admiración por la doctrina de Luther King Jr., la cual “se resume en una frase: el amor al prójimo. (…) Él era partidario de la no violencia, como lo fue Gandhi en su momento y lo fue Mandela”.

Además, rememoró el legado de quien fue presidente de Estados Unidos, de 1933 a 1945.

“Se firmó en ese entonces un tratado, se llamó el Programa Bracero en 1943, (…) que permitió la entrada legal de muchos trabajadores mexicanos, no solo para labores agrícolas, también para la construcción del ferrocarril”, mencionó.

Destacó que en su reunión con el presidente de Estados Unidos, Joseph Biden, planteó la necesidad de regular el flujo migratorio por el bien de la población y el desarrollo en ambas naciones.

“Le decía que, aunque son otros tiempos y otras circunstancias, hay que regularizar de esa manera la situación de los migrantes, que se conduzca, que se ordene el flujo migratorio, porque aquí en Estados Unidos hace falta fuerza de trabajo, esa es la realidad, nada más que a veces no se acepta, se niega, y el presidente Roosevelt sí aceptó que hacía falta fuerza de trabajo y por eso se llegó a ese arreglo”, explicó.

El mandatario depositó una ofrenda floral frente a las estatuas de Franklin Delano Roosevelt y Martin Luther King Jr. En este último lugar estuvo acompañado por Martin Luther King III, Andrea King y Yolanda King, familiares del líder del movimiento contra la segregación racial por la vía pacífica.