Conagua debe declarar estado de emergencia por sequía en Nuevo León, proponen en la Permanente

La Zona Metropolitana de Monterrey vive uno de sus peores momentos en abastecimiento de agua potable; si bien este problema se debe a la inusual sequía registrada en años anteriores, este año la situación es más crítica debido a los cortes intermitentes en el abasto de agua en hogares y centros de trabajo, señaló la senadora Indira Kempis Martínez.

La legisladora de Movimiento Ciudadano recordó que el pasado 2 de febrero, el Gobierno de Nuevo León emitió una Declaratoria de Emergencia en la que detalló la situación en la entidad respecto al estiaje experimentado, y exhortó a los sectores público, social y privado a realizar acciones para mitigar la falta de agua.

Sin embargo, destacó que a la fecha el escenario es más crítico, porque después de varias semanas y meses, la población no ha visto resultados con relación a las acciones que realizan las autoridades correspondientes.

Ante dicha situación, la senadora Kempis Martínez, a través de un punto de acuerdo, propuso a la Comisión Permanente exhortar al titular de la Comisión Nacional del Agua a declarar un estado de emergencia por sequía en Nuevo León, por la actual crisis por falta de agua.

En la propuesta, que fue turnada a la Tercera Comisión de la Permanente, la senadora reiteró que, ante la ausencia de lluvias, las presas Cerro Prieto y La Boca están en niveles críticos de capacidad. 

Comentó que en la declaratoria que realizó el gobierno local, se instruyó suspender todas las actividades que por su naturaleza ameriten el uso excesivo de agua, además de que se deberán realizar todas las acciones de carácter preventivo que eviten la operación de infraestructura hidráulica, para ayudar a mitigar los efectos de la falta de agua.

Toda vez, dijo, que las presas no cuentan con el volumen mínimo requerido para soportar los meses de primavera y verano del presente año.