Impulsan la UNAM y la Universidad de Guanajuato la educación para el desarrollo social y humano

Convienen los rectores Enrique Graue Wiechers y Luis Felipe Guerrero Agripino, de la Universidad de Guanajuato (UG), la creación de la Cátedra Extraordinaria Educación para el Desarrollo Social y Humano, cuyos ejes temáticos principales son la educación como motor de cambio, y el desarrollo social y humano.

Para ello firmaron un convenio de colaboración a fin de establecer los principios y reglas que regirán a la nueva Catedra conjunta, acto en el cual el rector Graue Wiechers destacó: como instituciones de educación superior pública y autónomas tenemos obligaciones claras que marcan nuestras leyes. Las cumplimos en un ánimo de libertad, en un ambiente donde todas las voces son escuchadas y respetadas, y eso es construir país y ciudadanía.

Esas acciones, continuó, las reforzamos, en este caso, con la nueva cátedra conjunta y así fortalecemos “el concepto que debemos imbuir en nuestros estudiantes: la necesidad de tener un país justo y equitativo”, señaló en la Torre de la Rectoría de la UNAM.

El ámbito universitario, precisó, es un espacio propicio para un pensamiento crítico y reflexivo sobre los principales problemas nacionales, sobre sus políticas públicas, para así formar y tener profesionistas, investigadores y ciudadanos más informados, íntegros, que cumplen mejor con la misión permanente de transformar a nuestra nación.

Por lo anterior, “celebro que hayamos concretado esta Cátedra conjunta con la UG”.

Al hacer uso de la palabra, Guerrero Agripino recordó que son grandes los vínculos que a través de la historia han existido entre ambas instituciones.

Los actuales son tiempos de más colaboración, en los que la sociedad necesita de su universidad pública. Ante las circunstancias que vive el mundo y el país, la sociedad exige legítimamente que nuestras instituciones se manifiesten en la atención de problemas que demanda, de manera explícita o implícita, y es un buen momento para que podamos generar esfuerzos en los dos ejes de la Cátedra. “Podemos crear proyectos de alto impacto, y a la brevedad comenzaremos los trabajos”.

El documento determina que “lo establecido es enunciativo, no limitativo”, por lo cual podemos hasta donde la imaginación nos alcance, seguir fortaleciendo los lazos académicos, intelectuales, científicos y de fraternidad entre las dos instituciones, manifestó el rector.

A su vez, el secretario general de la UNAM, Leonardo Lomelí Vanegas, estimó que este acuerdo abona a una tradición de larga cooperación entre esta casa de estudios y la UG, y que coincide con lo que ha sido el modelo educativo de la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) León.

El compromiso de esa entidad con el desarrollo social y humano que se expresa en un área muy sólida en ciencias de la salud, y donde periódicamente se analiza el papel de la educación en el progreso y en la búsqueda de una sociedad más equitativa, con valores profundos, se concreta en esta Cátedra. De ese modo, consideró, se institucionaliza la cooperación.

En tanto, el abogado General de la UNAM, Alfredo Sánchez Castañeda, rememoró que ambas instituciones educativas han tenido una estrecha y permanente actividad conjunta. A lo largo de la historia han celebrado 62 convenios de colaboración y actualmente se cuenta con 15 vigentes en diferentes áreas científicas y humanísticas; en los últimos, destaca la participación de la ENES León.

En el primer eje de la Cátedra “La educación como motor de cambio”, se prevé abordar políticas regionales, nacionales y globales para el desarrollo con equidad, inclusivo y sostenible. En el segundo, “Desarrollo social y humano”, se estudiará el papel del Estado como medio y garante de ese fin, así como la gestión de la educación para la formación con humanismo crítico, explicó.

Iliana Alejandra Bernardino Cruz, abogada General de la UG, dijo que este instrumento jurídico se basa en la buena fe y la relación que las caracterizan; ahora siguen tareas específicas a complementar.

La directora de la ENES León, Laura Susana Acosta Torres, refirió que la firma del acuerdo consolida la relación entre “instituciones unidas por el compromiso con la formación de nuestros alumnos, integral y de alta calidad. Se consolidan aún más los lazos de amistad y hermandad, y de una misión y visión por la calidad educativa y por nuestro país”.