Comentando… La Ciudad/Luis Repper Jaramillo*

Foro de Sao Paulo gobierna México

Andrés Manuel, alumno distinguido de la izquierda dictatorial

Se salió de control, o perversamente el plan de Andrés Manuel de intimidar –para someter a la población- a través del miedo, la inestabilidad, el terror, la amenaza, con el apoyo del narco, parcialmente le está saliendo, ante la indiferencia, omisión y complicidad del Poder Legislativo, que viene demostrando que no sólo los carteles, sino grupúsculos armados (motonetos, turbas, rufianes, etc.) le tomaron la medida y sus frases “abrazos no balazos” “amnistía: perdón y olvido”, “ellos también son humanos y merecen respetar sus derechos”, “cuidamos a las bandas porque también son humanos”, son el apapacho para culminar con la imposición de la dictadura, el sueño lopezobradorista que sigue los pasos de sus maestros Chávez, los Castro/Díaz Canel, Maduro, Ortega, Morales, Fernández, Lula, Foro de Sao Paulo.

Ese fue el plan de Morena y Transformación de 4ª, a partir del 1 de diciembre de 2018, acatando la orden del Foro brasileño (izquierdas/dictaduras recalcitrantes).

El 17 de julio de 2018 (2 semanas después del triunfo electoral de López Obrador a la presidencia de México) concluyó en La Habana, Cuba, el XXIV Foro de Sao Paulo, al que asistieron, por Morena, Rocío Nahle, el “changoleón” Fernández Noroña (PT), y 28 militantes más del “partido en el poder”; reunión que sentó la bases para reinstaurar el fracasado socialismo, por la desintegración de la URSS.

La delegación morenista/petista firmó (por órdenes de López Obrador) el total de los acuerdos y la conformación del “Bloque socialista-comunista de América”

En el Foro de Sao Paulo (Habana, Cuba) se destacó las victorias electorales (2018) de miembros de la izquierda –dictadura- latinoamericana, como el caso de Colombia y la de López Obrador, quien presentó al Pleno, su programa de gobierno antimperialista.

No es casual, sino causal, que el Peje mantenga amoríos, “cuidado”, fidelidad y lealtad con el crimen organizado, así lo exige el Foro de Sao Paulo. Por ello desde su campaña llevó como promesas “abrazos, no balazos”, “amnistía: perdón y olvido”, “ellos cambiarán sus armas por tractores, para sembrar alimentos”, “si se portan mal, los acusaré con sus abuelitos”, que luego transformó en “los delincuentes también son humanos y merecen nuestro respeto”. La liberación ilegal de Ovidio Guzmán López, cuando las fuerzas armadas lo tenían sometido. Orden directa de López Obrador (vía celular), al titular de la Policía Federal, cabeza del operativo, Alfonso Durazo Montaño, cuyo premio por obedecer, sin chistar, fue la gubernatura de Sonora.

Una más, el besamanos a doña Consuelo Loera, madre del Chapo, abuela de Ovidio, en la primera de 11 veces, que fuera de agenda, con recursos públicos, visita, Badiraguato, Sin. para convivir, intimidar y reportar con la raza Guzmán Loera.

Y como éstas, muchas más relaciones íntimas con los grupos de asesinos, gatilleros, dueños y controladores de más del 40% del territorio nacional. Se acata la orden del Foro de Sao Paulo.

Pero el Plan del Bloque socialista-comunista de América (Morena y PT, por México) es aplicar las fases para imponer la dictadura, como venganza de López Obrador, pese a que llegó al poder a través de un proceso democrático, conocido como elecciones a través del voto, que lo impulsó con más de 30 millones 100 mil sufragios.

Pero su fidelidad al multicitado Foro, lo obliga –así lo quiere- acatar las reglas de los comunistoides dictadorzuelos, cuya primera etapa ordena: crear la Guardia Nacional (lo hizo). Someter a los Poderes Judicial y Legislativo (lo hizo. Hoy comen en su mano). Control de medios, propaganda (el Monólogo de su Soberbia) para imponer culto al líder (AMLO).

Exige el Foro de Sao Paulo: crear grandes proyectos (Tren Maya, Refinería Dos Bocas, Central Avionera Felipe Ángeles) símbolos para acaparar la atención del Poder Comunista. Modificar la Ley Educativa (insiste en hacerlo, pero se la ha pelado) para la igualdad, adoctrinamiento (doctores cubanos, servidores de la nación, súper delegados de López Obrador, programas sociales: jóvenes construyendo el futuro –ya exportado a la comunidad mexicana radicada en Los Ángeles, California- Sembrando vida –operando en Guatemala, El Salvador y Honduras-; Banco y Financiera del Bienestar –para robar “por la causa” a través del jineteo, condicionamiento y racionalización las remesas que mexicanos envían desde EU a sus familiares- Lucha de clases (aspiracionistas, Clasemedieros, fifís, pobres extremos, delincuentes de cuello blanco, mafia de la información, etc.)

El Foro ordena: expandir el ejército de leales a Morena con (becas, apoyos, dádivas, pensión a adultos mayores, subsidio a «ninis», madres solteras, etcétera).

Luego viene Control político (encono entre López y la Alianza va por México (PAN, PRI, PRD, MC) para que entre ellos se destrocen y allanen el camino hacia el Partido monopólico (Morena). Destruir al INE e imponer un organismo “a modo”, acabar con el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, creando un lacayo, para judicializar los resultados electorales a su favor y permitir que sea la Corte (ya sumisa a la T4a) decidir triunfadores.

Aniquilación de la Oposición (en curso) utilizando el poder del Estado (en sus manos) para derrotar ilegalmente en elecciones y enfrentar, entre sí, a panistas, priistas, perredistas y MC. Además de las “marranadas” ordenadas desde Palacio Nacional, utiliza otra instancia oficial, la Unidad de Inteligencia Financiera (SHCP) en manos del corrupto y gusano, Pablo Gómez, para perseguir, amenazar, bullear, acosar con el “petate del muerto” a enemigos políticos.

Utilización del narco, sus aliados en todo, para robar elecciones, destrozar casillas, quemar papelería para el voto, secuestro de representantes y directivos del INE el día de los comicios.

Recién sucedió, 5 de junio, en donde se desarrollaron votaciones para renovar 6 gubernaturas. Ipso facto, desde Palacio Nacional se ordenó a la delincuencia organizada (sicarios, gatilleros, gavilleros) operar para que los candidatos de Morena ganaran los procesos; en 4 de los 6 tuvieron éxito, fracasaron en Aguascalientes y Durango. Morena obtuvo 4 vergonzosos triunfos gracias a la operación “narco elección” dispuesta desde el narco estado lopezobradorista.

Estas son algunas de las fases del Foro brasileño que a pie juntillas el Peje acata. Es oportuno señalar que el amasiato López/Delincuencia organizada viene dándole inmisericordes resultados, pues mientras él deja hacer, deja pasar a los carteles, éstos obedeciendo el libertinaje oficial, vienen sembrando muertos en cifras alarmantes, cuyo objetivo se cumple: crear miedo, pánico, terror, incertidumbre entre la población, cumpliendo con ello uno de los puntos del Foro… Y miren que en este caso el alumno López Obrador responde con eficiencia y prontitud. Le citaré algunas cifras (INEGI, Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública Federal, que, por ser oficiales, habría que sumarle entre 40 y 60%).

Se refieren al número de homicidios dolosos registrados sólo en 3 años 6 meses de los gobiernos de Felipe Calderón (PAN), Enrique Peña (PRI), Andrés Manuel López Obrador (Morena), que muestran la ineficiencia del tercero y la realidad contundente: con Calderón Hinojosa 53 mil 319 víctimas, Peña Nieto, 74 mil 737, López Obrador 123 mil 364… y contando. Con mucho (sólo en 43 meses de gobierno) el Peje supera, duplica y triplica las desgracias en los sexenios de Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox. Es considerado el medio sexenio más sangriento en la historia de México. Se calcula, dice la Consultora T Research Internacional, que a este ritmo, complicidad, omisión y complacencia López Obrador terminará su sexenio (2024) con 211 mil asesinatos a manos de la delincuencia organizada, su brazo armado, ¡para lo que necesite! 

Lo más actual, vergonzoso, vil, perverso, infame del gobierno fallido amlista, es su reciente declaración en uno de los Monólogos de su Soberbia, cuando un periodista de verdad le cuestionó las incursiones de grupos armados (otros operadores de los carteles) a ciudades inertes e inseguras: “es resultado de las pugnas entre carteles, es normal, se atrevió a escupir. Mire, señaló con el dedo índice al interlocutor, “entiende, en donde hay carteles, delincuencia organizada, han bajado los índices de homicidios dolosos” (leyó bien).

Es decir, no nos sorprende, la delincuencia organizada es coadyuvantes del gobierno federal para maquillar sus cifras de asesinatos. Presume el descenso de eventos de alto impacto, pero la realidad es inocultable: en medio sexenio la fallida administración de Morena, Transformación de 4ª y López Obrador, muestra ineficiencia, deja hacer, deja pasar. Sus logros, más de 123 mil 364 hogares sin padre, hermanos, primos, conocidos; huérfanos, viudas, familias destrozadas. Comunidades, pueblos abandonados (conocidos como pueblos fantasmas). De esto, nada o muy poco se comenta. Los desamparados son ignorados por el gobierno, por los programas sociales, por las dádivas, por diputados, senadores, gobernadores, alcaldes, quienes alguna vez, en periodo electoral mendigaron el voto a cambio de promesas.

Cuando los amoríos de López Obrador con los carteles producen masacres, las consideran daños colaterales inevitables.

Desde Palacio Nacional cada mañana, López justifica y protege su relación “porque también son humanos

*Colaborador de los Grupos Editoriales Digitales radioexpresionmexico.com, mexiconuevaera.com, pausa.mx, revistapeninsular.com.mx, aldeadigital.mx, www.bajosello.com, agencialibertad.com

lrepperjaramillo@yahoo.com