Precio de combustibles no aumentará; subsidio al IEPS está garantizado, afirma López Obrador

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el precio de las gasolinas y del diésel se mantendrá sin aumentos —de acuerdo con su compromiso—, por lo que está garantizada la continuidad del subsidio en el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a los combustibles.

“Todo el año lo tenemos garantizado. No tenemos problema porque en el balance nos alcanza para mantener la gasolina sin aumento, el diésel sin aumento. (…) Yo le digo al pueblo de México que no van a aumentar estos precios ni de la luz”, subrayó.

En conferencia de prensa matutina, el jefe del Ejecutivo explicó que, con los excedentes por venta de petróleo crudo, el Gobierno de México asume el IEPS. De esa manera, las gasolinas cuestan menos que en otros países del mundo.

Actualmente, el precio de la mezcla mexicana de exportación se estima en 110.92 dólares; el costo real de la gasolina Magna ha bajado 3.4 por ciento; Premium, menos 2.4 por ciento y el diésel, 3.9 por ciento.

“Ahora estamos produciendo petróleo; está alto el precio y esto influye en el aumento de los precios de las gasolinas, pero nosotros en el balance podemos ayudar a los consumidores con un subsidio y, al mismo tiempo, que no impacte en la inflación”, abundó.

El mandatario se refirió a las acciones de fomento a la autosuficiencia energética, como la rehabilitación de seis refinerías, con una inversión de 36 mil millones de pesos, que ayudan a procesar el doble de petróleo crudo.

Además, la planta de Deer Park en Texas ha generado desde enero de este año utilidades hasta por 450 millones de dólares.

“Tuvimos que pagar 600 millones de dólares; ya estamos a punto de terminar de pagar lo que nos costó y ya nos queda toda la refinería para procesar 340 mil barriles diarios”, acotó.

Esa misma cantidad podrá ser procesada en la refinería Olmeca en Paraíso, Tabasco, y se sumará a la producción nacional.

El Gobierno de la Cuarta Transformación también destina recursos públicos en plantas coquizadoras que abonarán al aprovechamiento de la materia prima y el cuidado del ambiente.

“Decidimos invertir 60 mil millones de pesos y ya está reiniciado el trabajo de la coquizadora de Tula y estamos por definir el inicio de otra coquizadora en Salina Cruz y yo hablaba de que con esa coquizadora podíamos dar tres mil empleos; no, va a ser para diez mil empleos”, puntualizó.

Por otro lado, López Obrador reveló que el encuentro con el presidente Joe Biden podría llevarse después del 15 de julio y comentó que algunos de los temas por tratar serán: la necesidad de fortalecer a todos los países del continente, las visas de trabajo, la crisis migratorio, medio ambiente y también dijo que verá la posibilidad de que participen los empresarios mexicanos para un encuentro con sus homólogos de ese país, esto luego de una reunión que sostuvo ayer con integrantes de la iniciativa privada.