Las remesas familiares representan una parte sustancial del PIB de muchos países, aseguró Guterres

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, António Guterres, sostuvo que las remesas familiares representan una parte sustancial del producto interno bruto de muchos países de ingreso bajo y mediano. “Las remesas mundiales, cuyo monto es tres veces superior al de la asistencia oficial para el desarrollo, contribuyen a reducir la pobreza, a mejorar la salud y la educación, y a promover la igualdad de género”, dijo.

Advirtió que la guerra en Ucrania está afectando a las remesas y agravando la crisis generalizada del costo de la vida. “Teniendo en cuenta que los países están reorientando la asistencia para el desarrollo que solían proporcionar y utilizando esos fondos para atender necesidades inmediatas, es fundamental que se proteja la función y el pago de las remesas”, agregó.

En un mensaje, con motivo del Día Internacional de las Remesas Familiares, reconoció las contribuciones de cientos de millones de trabajadores migrantes a sus comunidades de origen.

A continuación el mensaje íntegro:

Las remesas familiares no solo son la principal fuente de ingresos de los hogares, sino que representan una parte sustancial del producto interno bruto en muchos países de ingreso bajo y mediano. Las remesas mundiales, cuyo monto es tres veces superior al de la asistencia oficial para el desarrollo, contribuyen a reducir la pobreza, a mejorar la salud y la educación, y a promover la igualdad de género.

El tema de este año, “Recuperación y resiliencia mediante la inclusión digital y financiera”, pone de relieve una prioridad urgente. Casi la mitad de la población mundial carece de acceso a Internet y la COVID-19 ha agravado la brecha digital.

Debemos acelerar nuestros esfuerzos para que todo el mundo tenga conexión en línea, y al mismo tiempo invertir en herramientas digitales y en la inclusión financiera para todos. El costo de las remesas debe acercarse a cero para ayudar a las familias a gestionar eficazmente sus obligaciones.

La guerra en Ucrania también está afectando a las remesas y agravando la crisis generalizada del costo de la vida. Teniendo en cuenta que los países están reorientando la asistencia para el desarrollo que solían proporcionar y utilizando esos fondos para atender necesidades inmediatas, es fundamental que se proteja la función y el pago de las remesas. Ello contribuirá a aumentar la resiliencia, impulsar el crecimiento económico y fomentar la inclusión social.

En este Día Internacional de las Remesas Familiares, renovemos el compromiso asumido en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de no dejar a nadie atrás.