Analiza AMLO pasar de la “austeridad franciscana a una pobreza franciscana”

El presidente Andrés Manuel López Obrador  anuncia la transformación de su política de austeridad republicana a la pobreza franciscana para el 2023. “Estoy pensando que le vamos a dar otra vuelta a la tuerca porque hace falta darle más al pueblo y a ver si es posible pasar de la austeridad republicana a una fase superior, que podría llamarse pobreza franciscana, para todos, ¡todos! O sea, que se acaban por completo los lujos, no puede haber gobierno rico con pueblo pobre”, sostuvo.

En la conferencia mañanera de este jueves, el mandatario dijo que deben acabarse, por completo los lujos, no puede haber gobierno rico con pueblo pobre… Se está haciendo una revisión de los gastos excesivos…” Además, pidió a todos los órganos como el INE, el Banco de México y hasta al Poder Judicial medir las propuestas de presupuesto que van a presentar “el Legislativo es quien decide,” asimismo, explicó que también se tendrán ahorros al terminar con el horario de verano.

Sobre las elecciones, llamó a la ciudadanía a que participe.  “La información que tenemos es que se puede votar en todos los pueblos donde se van a instalar las casillas, no hay hasta ahora ningún reporte de que no se vaya a instalar una casilla. Oaxaca es una situación especial, pero en Tamaulipas, Durango, Aguascalientes, no hay ningún conato de violencia, hay tranquilidad, hay ruido en los medios, pero es lógico porque se está a unos días de las elecciones y siempre es así…de todas maneras la GN va a estar pendiente en todos lados para darle protección a los ciudadanos y no tener miedo, no dejarse apantallar porque la abstención ayuda a los mapaches electorales…”

Respecto a la Cumbre de las Américas, dijo que siguen esperando y que hay tiempo suficiente porque hay muchos vuelos para Tijuana. Mencionó que un funcionario de Estados Unidos informó recientemente que todavía no terminan de entregarse todas las invitaciones. Además, aprovechó para reclamar el por qué el juicio de dos famosos se dictaminó en seis meses en Estados Unidos (Johnny Depp vs Amber Heard) y lo de García Luna todavía sigue, “¿Qué, les faltan pruebas?”