Piden diputados al Senado no autorizara nombramiento de Aysa, como embajador en República Dominicana

Los diputados federales del Partido Revolucionario Institucional pidieron al Senado de la República no autorizar el nombramiento de Carlos Miguel Aysa González, como embajador de México en República Dominicana, un personaje cooptado por el Gobierno de Morena a cambio de impunidad, traicionando al PRI y a México, mediante la entrega de la gubernatura de Campeche y ahora con el apoyo a la ley eléctrica propuesta por Morena que es contraria a los intereses del pueblo mexicano y que de aprobarse causaría un grave daño al medio ambiente, a la salud y a los intereses de México.

Los legisladores del Partido Revolucionario Institucional hicieron un llamado a los senadores de la alianza Va por México para votar en contra del nombramiento de Carlos Miguel Aysa González como embajador de República Dominicana, el cual fue congelado por Morena en comisiones del Senado hasta que el hijo de Aysa González, el diputado federal Carlos Aysa Damas apoyara la iniciativa de ley eléctrica propuesta por el Gobierno Federal, lo cual sucedió el pasado miércoles.

“La traición a la patria por parte de Aysa Damas, quien vendió su voto a cambio de una embajada para su papá, está vinculada al obscuro pacto acordado entre su padre Carlos Miguel Aysa González y el Gobierno Federal. Pensaron que el anuncio de los Judas en plena Semana Santa iba a mover la votación del Domingo en San Lázaro, pero los priistas estamos firmes en la defensa de México, de sus instituciones, de los principios de nuestro partido y el domingo acudiremos a votar con responsabilidad en contra de una Ley Eléctrica que es contraria al país”, manifestó la diputada federal, Sofia Carvajal Isunza.

Consideró una vergüenza y una afrenta para el pueblo de República Dominicana que el Gobierno de Morena envíe como embajador a esa nación hermana que tanto queremos a un hombre como Carlos Miguel Aysa, un personaje, sin formación diplomática, sin principios, que en un pacto nauseabundo cedió la gubernatura de Campeche a Morena, a cambio de impunidad y un cargo como embajador en el Caribe.

Carvajal Isunza expresó su rechazo a la forma de hacer política de Morena. “Es una vergüenza que ante la falta de convencimiento, de un debate republicano, de altura para convencer a la oposición en el Congreso, el Gobierno de Morena utilice el chantaje, la persecución política, la difamación y calumnia o la compra de conciencias como sucedió con la dupla Aysa, para que apoyen una reforma eléctrica que nació muerta por ir en contra de lo que la sociedad mexicana demanda.

La legisladora federal priista manifestó su preocupación por los errores diplomáticos en los que incurre de manera reiterada el Gobierno de México, primero fue el envío de Pedro Salmerón como embajador a Panamá, un militante de Morena sin experiencia diplomática, acusado de acoso sexual que agravió al gobierno del país centroamericano; luego el nombramiento de Quirino Ordaz Coppel, expulsado del PRI por traicionar sus documentos y quien también negoció la entrega de la gubernatura de Sinaloa a Morena.

Y, dijo, ahora mandan al cuestionado Carlos Aysa González, quien negoció el voto de su hijo Carlos Aysa Damas a cambio de la embajada en la República Dominicana, transacción que, exigió, debe ser investigada por las autoridades judiciales y que llevará a ambos a enfrentar su expulsión de las filas del Partido Revolucionario Institucional.

Anunció que pedirán al Gobierno de República Dominicana, a las cámaras de Diputados y Senadores de esa nación, así como a los partidos políticos, para que reflexionen el beneplácito (plácet) que debe ser otorgado a Carlos Miguel Aysa González, un nombramiento viciado de origen y salpicado por la corrupción política del gobierno de Morena.

Reiteró que los diputados federales del Partido Revolucionario Institucional, políticos patriotas, comprometidos con México, están firmes y en defensa de las instituciones de la República, listos para votar este domingo en contra de una reforma eléctrica surgida de los caprichos de los escritorios, sin conexión con la realidad de México y que perjudicará a las futuras generaciones de mexicanos por los daños al medio ambiente, a la economía de la gente y que pone en riesgo el cumplimiento de los derechos humanos a la salud y a un ambiente sano.

Morena, finalizó, es una tragedia, una desgracia para México, por eso no le vamos a permitir que siga lastimando a la República.