Condena México, ante ONU, atrocidades reflejadas en imágenes y respalda investigaciones imparciales en Ucrania

Juan Ramón de la Fuente, representante de México ante la ONU, respaldó, en sesión del Consejo de Seguridad, la investigación imparcial de los presuntos crímenes de guerra cometidos en Ucrania.

Minutos después, afuera de Palacio Nacional, el canciller Marcelo Ebrard leyó, ante periodistas, el documento que, a su vez, leyera De la Fuente, en el que fija la posición de México ante la situación que se vive ese país europeo.

“Las imágenes de las calles de Bucha, que han circulado en los últimos días conmocionaron al mundo. Condenamos, de manera enérgica, las atrocidades que en ellas se reflejan”, aseveró y dijo que proteger a la población es una responsabilidad irrenunciable de la comunidad internacional. Nada puede justificar lo que está ocurriendo.

“México respalda la declaración del Secretario General (de la ONU, Antonio Guterres), para que se realicen a la brevedad investigaciones imparciales, que permitan identificar de inmediato a los responsables y exige una eficaz rendición de cuentas.

“México va a seguir con atención el trabajo de la Corte Penal Internacional, que se encuentra en proceso de investigar supuestos crímenes internacionales cometidos en Ucrania, que podrían ser, además de estos, así como de la comisión de investigación independiente creada con esos mismos propósitos por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

El embajador Juan Ramón de la Fuente sostuvo que “las consecuencias de esta guerra han sido terribles, de impacto dramático, va a tener impactos graves en el mediano y largo plazo, no sólo en la región sino en todo el resto del mundo”.

Externó el apoyo de México a las gestiones del Secretario General de la ONU para acordar ayuda humanitaria que permita crear las condiciones en el terreno, que haga posible que dicha ayuda humanitaria llegue.

Por último citó a la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, al decir que los reportes de violaciones al derecho internacional, “obligan a mantener la posibilidad de que, efectivamente, se haya incurrido en crímenes de guerra”.