Es una falsedad que el INE no esté difundiendo la Revocación de Mandato: Lorenzo Córdova

El Instituto Nacional Electoral (INE) celebra reuniones de intercambio con misiones de acompañamiento internacional para el proceso de Revocación de Mandato del Presidente de la República electo para el periodo constitucional 2018-2024.

El objetivo de estas reuniones que concluirán el próximo jueves 31 de marzo es tener un panorama general de este mecanismo de participación ciudadana, para lo cual la agenda incluye encuentros con autoridades electorales, representantes de partidos políticos y líderes de opinión.

Estas reuniones se llevan a cabo con dos misiones de visitantes extranjeros: una coordinada por la organización canadiense Delian Project, integrada por expertos y ex presidentes de las autoridades electorales de Canadá y Estados Unidos, y otra es una misión de expertos electorales latinoamericanos, coordinada por el Centro de Asesoría y Promoción Electoral del Instituto Interamericano de Derechos Humanos (IIDH/CAPEL).

Durante su participación en estas reuniones, el Consejero Presidente del INE, Lorenzo Córdova, explicó el contexto adverso en el que el Instituto organiza este ejercicio de Revocación, no sólo por la falta de recursos para cumplir con los estándares establecidos en la ley, sino también porque existe una narrativa que descalifica constantemente el trabajo de la autoridad electoral.

Ejemplificó que se dice que el INE no quiere el ejercicio de Revocación; sin embargo, desde el punto de vista operativo, el proceso es un éxito.

“Hoy tenemos el 230% de los ciudadanos necesarios para integrar las mesas, es decir, tenemos dos veces y media más de ciudadanos ya capacitados de lo que necesitamos para operar las 57 mil 500 mesas de votación”.

Además, dijo el Consejero Presidente, existen versiones que afirman que el Instituto no está haciendo la difusión correspondiente porque no quiere ese ejercicio, lo cual es falso. 

“Estamos ya realizando desde el viernes pasado 275 foros de discusión, tres nacionales, 34 estatales y 238 en los distritos electorales. Es decir, esto nunca había ocurrido, cuando el INE realiza debates nunca se habían tenido un número tan grande como éste. Adicionalmente, más de 800 mil spots de radio y televisión que se han transmitido a cargo del INE, hemos emitido 636 boletines de prensa en todo el país en este mes y medio de difusión, desde el 4 de febrero. Tenemos casi 8 millones, más de 7 millones de impresiones en las redes digitales de las publicaciones del INE y se han impreso promocionales en más de 2 millones de ejemplares en los últimos días, decir, es una falsedad que el INE no esté difundiendo, pero ese es el contexto en el que estamos”, añadió.

INE irá con los mismos protocolos en materia sanitaria que en las elecciones de 2021

El Consejero Presidente también informó que, si bien el país está en semáforo verde por la contingencia sanitaria ocasionada por el COVID-19, el INE aplicará los mismos protocolos de la elección de 2021.

“El país hoy está prácticamente todo en semáforo verde, en términos de pandemia, en algunas entidades, en estados, en la Ciudad de México, por ejemplo, parece que en los próximos días se va a levantar la obligación de portar cubrebocas. Pero, en todo caso, los expertos nos han dicho que con esto no se juega y que, por lo tanto, vayamos a la Revocación de Mandato exactamente con los mismos protocolos que fueron exitosos el año pasado y evitar incidir en las tasas de contagio”, señaló.

El proceso revocatorio avanza

El Consejero Martín Faz destacó que si bien el proceso de Revocación de Mandato ha sido turbulento por el contexto en el que se ha desarrollado, desde el punto de vista operativo y logístico avanza sin contratiempos.

“Prácticamente está todo listo, el material electoral ha sido entregado a los consejos distritales para que se pueda empezar a repartir, se conoce ya la ubicación de las casillas y se tiene capacitados a la totalidad de ciudadanas y ciudadanos que participarán como funcionarios de casilla”, dijo.

No obstante, añadió el Consejero Faz, desde el punto de vista logístico sí ha sido complejo el trabajo en campo, ya que este trabajo ha sido más exigente que en procesos anteriores, debido a que han tenido que abarcar espacios territoriales más amplios y en tiempos más reducidos que en una elección normal.

“Ha sido un trabajo muy exigente el de operación en campo; sin embargo, todo está listo para que la Jornada del 10 de abril se lleve a cabo”, afirmó Martín Faz.

INE dedica su capacidad comunicativa a promover la Revocación

El Consejero Uuc-kib Espadas advirtió “que una de las acusaciones más reiteradas que se nos han venido haciendo, por ejemplo, es de no promover la Revocación, el no informar a la población sobre la existencia de este proceso y esto se repite reiteradamente, sin embargo, el Instituto tiene dedicada la mayor parte de sus capacidades comunicativas a promoverlo”.

“Los referentes de realidad sobre los cuales se basan algunos puntos del debate son absolutamente distantes para el ciudadano común”, explicó. “Es decir, el ciudadano común se pregunta: ¿Cuando voy por la calle acaso oigo que el Instituto Nacional Electoral esté promoviendo la consulta de Revocación de Mandato? Y se responde, no. Y esto es así porque el Instituto no tiene una capacidad publicitaria comparable a la que tenían el conjunto de los partidos durante el anterior proceso electoral”.

De este modo, en la vida social “el efecto de la totalidad de nuestros medios de comunicación dispuestos para impulsar la Revocación de Mandato se pierden, en medio de un espacio comunicativo inmensamente más amplio y esto, en consecuencia, permite una acusación absolutamente falsa, como que el Instituto esté evadiendo su obligación que, además, constitucionalmente es el único que lo puede hacer”.

En este sentido, Espadas consideró que desde el Instituto “tenemos que enfrentar una realidad y es que, por un lado, el Estado mexicano no tiene todas las capacidades comunicativas que serían necesarias para suplir a los partidos en un proceso como éste y, por otro, el Instituto mismo no tiene un volumen y una capacidad comunicativa que pueda generar el mismo efecto que genera una campaña electoral”.